Y aquí nace todo…