Boda de otoño

Cristina e Iván, son una pareja inolvidable. Sus vidas se cruzaron después de muchos años caminando por senderos diferentes. Decidieron dar el sí quiero una bonita tarde de otoño. Querían algo sencillo pero mágico y me pidieron un cartel de bienvenida para la entrada a su boda, un rincón de bienvenida donde los invitados pudieran servirse el arroz, un seating plan vintage  y un candy bar donde los invitados pudieran comer lo que quisieran durante toda la noche. ¿Qué te parece? Si quieres que tu boda tenga un aire rústico-vintage, ponte en contacto conmigo.

Fotografía LorenPhotography